viernes, 11 de noviembre de 2011

INCREIBLE FECHA CAPICUA 11-11-11= ESTA FECHA OCURRE CADA 100 AÑOS



El viernes 11 del 11 del 11, a las 11 y 11 minutos y 11 segundos, se producirá una curiosidad matemática que sólo ocurre cada 100 años. Durante un segundo, el sistema horario y el calendario producirán un número capicúa, un palíndromo que se lee de la misma forma en ambas direcciones, formado por 12 números 11.


Como ya ocurrió con el temido efecto 2000 o también en la Edad Media cuando se acercaba el año 1000 -reflejado por el filósofo Ortega y Gasset en su tésis doctoral titulada 'Los temores del año 1.000'- todo tipo de supersticiones han surgido ante fecha del 11/11/11. La corporación ONCE, por ejemplo, ha sacado un sorteo extraordinario dotado con 11 millones de euros de su famoso cupón diario. Los vendedores aseguran que no recuerdan un sorteo tan demandado. Y la propia organización asegura que se venderán alrededor del 99% de los números.
Cola para comprar un cupón del sorteo especial del 11/11/11. | Efe


Al calor del curioso acontecimiento, se ha creado una aplicación para los 'smart phones' que hará que todos los teléfonos del mundo que se hayan bajado la aplicación 11.11.11 para toquen un fragmento de un minuto de la Quinta Sinfonía de Beethoven. De momento, está disponible para el sistema operativo Android.


La aplicación sincronizará todos los teléfonos de la Tierra y lanzará la misma música en el mismo instante: el día 11 del 11 del 11 a las 11 horas, 11 minutos, 11 segundos y, para mayor coincidencia numérica, 111 milisegundos. En España, más de 2.800 personas ya se han descargado la aplicación.




Durante la década del 2000, cada año se ha producido una coincidencia numérica de todos los últimos dígitos de la fecha y hora, como el 1 de enero de 2001 o el 02 de febrero de 2002. Pero será la primera vez desde 1911 que todas las cifras están formadas por el miso número.
Los matemáticos no le conceden a este hecho más trascendencia que la de una mera casualidad "que tocaba", según explica Raúl Ibáñez, de la Universidad del País Vasco. Y aseguran que este tipo de coincidencias dependen de cómo queramos tomar los números. "Resaltamos lo que nos interesa y ocultamos lo que no queremos", dice.
"Si añadiésemos el 20 del año 2011, se estropearía el palíndromo. Y, por ejemplo, si hablamos de números capicúa y quisiésemos tomar el año completo el 11 de febrero de 2011 también fue un día capicúa (11022011). Se trata tan sólo de interesantes juegos matemáticos