viernes, 29 de julio de 2011

¡COMO VENDER POR INTERNET! ¿ESTÁS PENSANDO EN COMENZAR YA?


Antes de nada, debemos tener en cuenta una serie de reglas comunes para poder cosechar el ansiado éxito.


Hacer que nos conozcan

Al vender en Internet, tenemos la posibilidad de llegar a millones de clientes potenciales, pero si nadie sabe de nosotros, seremos uno más de los miles de negocios que existen en la red y que nadie conoce.

Por lo que un requisito importante para vender con éxito en Internet, es procurar que las personas nos conozcan o sepan de nuestros productos; para ello, debemos procurar el mayor tráfico de visitas hacia nuestra tienda virtual o página web (en caso de poseer una), hacer uso adecuado de la publicidad online, vender o promocionar nuestros productos en sitios que tengan un buen tráfico de visitas, etc.

Vender el producto indicado

En Internet algunos productos suelen tener una mayor acogida que otros, por lo que si queremos tener éxito con nuestras ventas en Internet, debemos procurar vender los productos indicados.

Algunos de los productos que tienen una buen acogida son los productos digitales basados en la información, las prendas de vestir, las artesanías y las joyas; aunque en realidad existen varios otros productos que podemos vender con éxito en la red.

Buena presentación de los productos

De nada sirve vender un buen producto, si éste no tiene una buena presentación que implique contar con buenas imágenes del producto, así como una descripción clara de éste.

Debemos tener en cuenta que en Internet, las personas no tienen contacto físico con los productos, por lo que para decidir su compra, se guiarán principalmente de las imágenes y la descripción que éste presente.

Por lo que siempre debemos procurar publicar imágenes atractivas que no sean tan pequeñas (de preferencia que sean como mínimo 4 por producto), y una descripción clara que resalte las principales características o beneficios del producto, y que incluya, de ser posible, los testimonios de nuestros clientes.

Generar confianza

A pesar del aumento en las compras hechas por Internet, en los países de habla hispana aún existe cierta desconfianza al momento de comprar a través de este medio, por lo que un requisito importante para vender por Internet, es generar previamente confianza en los consumidores.

Existen varias formas de generar confianza, por ejemplo, al brindar todos nuestros datos básicos (nombre completo, dirección física, teléfonos, etc.), al ofrecer contenido gratis (por ejemplo, al escribir artículos antes de vender un ebook, o al publicar un boletín elctrónico), al publicar las reseñas que otras personas hayan hecho de nuestros productos, al ofrecer garantías (por ejemplo, de devolución del producto), al contar con certificados digitales, al contar con un diseño profesional (en caso contar con una tienda virtual o página web propia), etc.

Diseño amigable y fácil navegación

Si contamos con una tienda virtual o página web propia, un requisito importante es que nuestro sitio web presente un diseño amigable y una fácil navegación, lo cual implica que el consumidor pueda ubicar fácilmente los productos que esté buscando, y que pueda llegar a éstos con pocos clics.

Asimismo, el consumidor debe ser capaz de realizar su compra de una manera rápida y sencilla, lo cual implica contar con formularios cortos, en los cuales solamente se soliciten los datos que realmente sean necesarios.

Buen servicio al cliente

Tal como en todo negocio, en los negocios virtuales también es necesario brindar un buen servicio al cliente si se pretende tener éxito en las ventas.

Un buen servicio al cliente implica ofrecer varios canales o medios de comunicación, atender rápidamente las consultas o preguntas del cliente, atender con educación sus quejas o reclamos, cumplir con las condiciones pactadas, entregar los productos rápida y oportunamente, ofrecer garantías, etc.
 

La siguiente orientación ha sido extraida del sitio http://www.negocios-internet.com
La mejor manera de encontrar ese producto sería seguir un proceso inverso a lo pudiera pensarse en un principio, es decir: encontrar personas que estén demandando algo (lo que se conoce como un "nicho de mercado") para tú poder ofrecerles ese "algo".

Si tú tienes un producto tienes que encontrar su mercado, y esto es probablemente lo más difícil de conseguir. Piensa que tus clientes potenciales puede que ni siquiera estén conectados a Internet.

Sin embargo, si tu ofreces lo que la gente está buscando, será mucho más fácil desarrollar un sitio efectivo y atraer tráfico apropiado hacia él. 




Esto es fácil de decir, pero no siempre es tan sencillo encontrar un nicho que genere beneficios. Hay mercados en los que la gente no está acostumbrada a pagar, bien porque pueden encontrar informacion gratuita sobre el tema (o eso se creen) o su poder adquisitivo es muy bajo, o no disponen de conexión a Internet...
Aún no siendo siempre sencillo, es posible encontrar literalmente cientos de nichos (grandes, y sobre todo pequeños) donde poder promocionar tus propios productos o los de otras empresas que te darán buenas comisiones por colocar sus productos y/o servicios.

Algunos modelos de negocios en internet:
Crear y vender tu propio producto a través de tu web. Más adelante veremos los que se adaptan mejor a las posibilidades de Internet.

Participar en un programa de afiliados (Están subiendo como la espuma últimamente). De esta manera dispondrías desde el primer momento de un producto, sin tener que desarrollarlo tú.
Poner en Internet un negocio que poseas. (por ejemplo cualquier tienda o negocio tradicional, consultoría, servicios, etc.) Vender productos desarrollados por otros...
Actualmente hay algunos productos digitales (como e-libros y software) que se ofrecen conderechos de reventa, de tal manera que al comprarlo obtienes la posibilidad de vender tú misma ese producto, quiere esto decir que es tuyo a todos los efectos, ya que no tienes que dar ninguna comisión a quien te lo vendió. 
Vamos a centrarnos un poco más: ya sabemos que los mejores productos para vender son los que la gente quiere, pero además de eso... si encima se pueden hacer llegar al cliente a través de la Red (mediante descarga o "download" desde la propia Web), tenemos los productos que están triunfando hoy en día en Internet.

Por categorías
: esto es lo que mejor se puede vender por Internet:

  • Software y videojuegos:
  • se pueden bajar directamente desde el sitio web, esto elimina intermediarios, reduce costes, y lo que es aún mejor favorece la compra para el cliente, ya que puede tenerlo en su poder en tan sólo unos minutos y sin moverse de casa. Algo impensable hace unos pocos años, ¿verdad? Pero esto es el presente, y las cosas están cambiando.

  • Infoproductos:
  • Se trata de vender información especializada, si lo haces bien es una de las cosas que mejor están funcionando ahora mismo. La información se puede entregar en forma de libro electrónico descargado desde la misma página, o a través de un acceso restringido a los clientes, o mediante el correo electrónico.
  • Servicios de consultoría:
  • También es conveniente que sea sobre temas específicos y de los cuales exista un nicho de mercado.
  • EL MERCADO X:
  • Sin entrar en si es o no moral vender sexo por la Red, quienes lo hacen no tienen que preocuparse de convencer a la gente para que quiera su producto. Es un hecho que hay gran demanda de pornografía y ellos lo saben. Otro tanto de lo mismo ocurre con los casinos on-line, recurriendo a los instintos más primarios ninguno de estos dos negocios tiene problemas para encontrar clientes.
  • Programas de Afiliados:
  • Si no tienes un producto propio, o lo estás desarrollando y te interesa adquirir experiencia, es una buena elección para empezar. Dispondrás del producto desde el primer momento y te llevarás una comisión por cada venta, y con una particularidad importante: no tendrás que gastar tiempo y dinero en preparar la infraestructura de un negocio propio.
  • Bienes materiales:
  • Suponen una mayor complicación, ya que hay que almacenarlos, enviarlos y hacer un seguimiento de todo el proceso. Implican mayores gastos que todos los anteriores, y son pocos los productos materiales que son rentables para una empresa pequeña.


En cuanto al margen de beneficio que deja el producto está claro cúales son los vencedores:
Todo aquel producto o servicio que pueda enviarse a través de la Red implica que no tendremos gasto alguno al hacerlo llegar a nuestro cliente (que por otra parte lo recibirá al instante de pagarlo)
Además de esto, una vez terminado el producto (por ejemplo un libro electrónico, o un software) podremos tener infinitas unidades del mismo sin aumentar los costos.
Como conclusión podemos decir que los productos que nos dan a ganar con gasto prácticamente cero son:
Productos digitales
Productos creados por nosotros mismos (100% de beneficios)




viernes, 22 de julio de 2011

FRANQUICIAS: QUE SON Y COMO FUNCIONAN.

La franquicia es la práctica de utilizar el modelo de negocios de otra persona. La franquicia es una palabra de derivación anglo-francesa - de Franc- se utiliza tanto como un sustantivo o como verbo (transitivo). El diccionario de la Real Academia Española (vigésima segunda edición) lo define en su acepción segunda como una "concesión de derechos de explotación de un producto, actividad o nombre comercial, otorgada por una empresa a una o varias personas en una zona determinada."


Una franquicia es un acuerdo entre el "franquiciador" o "franquiciante" y el destinatario o "franquiciado" por virtud del cual el primero cede al segundo la explotación de una franquicia.


Hay varios elementos importantes que componen la "franquicia". Por una parte la marca comercial que distingue el franquiciador, un determinado "saber hacer" (o know-how) y la formación impartida a los franquiciados. A cambio de la cesión, el franquiciador recibe una regalía, royalty o canon que podrá retribuir la cesión de la marca comercial, el know-how cedido y la tasa de formación y asesoramiento.


La franquicia se concede, por lo general, por un período determinado y para un determinado "territorio". Puede ser una franquicia exclusiva o no exclusiva. Varios tangibles e intangibles, tales como servicios de apoyo nacionales o internacionales de publicidad, formación, y otros se hacen disponible comúnmente por el franquiciador. Los acuerdos suelen durar entre cinco y treinta años, con la posibilidad de cancelación o terminación anticipada mediante un preaviso. El incumplimiento de las cláusulas contractuales suele acarrear consecuencias graves para los franquiciados.


No obstante y antes de seguir con los formalismos que el conocimiento de esta modalidad implica, deberíamos plantearnos antes en el caso de estar interesados, hasta que punto podemos encajar en el modelo.



La decisión de convertirse en franquiciado es consustancial con la asunción de la exigencias que el ser empresario impone: 


 - Asumir riesgo de fracaso que todo negocio conlleva.
 - Dedicación y entrega personal más allá de horarios fijoscapacidad de iniciativa en la toma de decisionesdependencia económica de las decisiones adoptadas .
Evidentemente también hay ventajas respecto a la situación de dependencia que implica ser asalariado. La más valorada es precisamente dicha ausencia de dependencia de una jerarquía impuesta y la de “trabajar para uno mismo”.



Una vez asumida la condición de empresario que el ser franquiciado conlleva, se estará en condiciones de iniciar el proceso de selección de la franquicia más adecuada a las circunstancias del candidato, potencial franquiciado. 
Para encontrar la franquicia que se adapte a nuestras circunstancias, recomendamos seguir los siguientes pasos:

1. Autoanálisis

2. Fuentes de información adicional

3. Análisis de los sectores seleccionados

4. Selección de la franquicia

5. Concertar reuniones con las marcas y conocer la viabilidad de la plaza y de la candidatura.

6. Estudio de las últimas alternativas seleccionadas y del contrato de franquicia


1. Autoanálisis
Gustos y preferencias. Conocer nuestros gustos y preferencias es fundamental sobre todo cuando son franquicias de autoempleo. Antes de ver las inversiones que piden o las rentabilidades que ofrecen, dato siempre muy interesante, nos debemos preguntar ¿tengo capacidad y me gusta este sector de actividad?, Hay que pensar que por mucha rentabilidad que nos ofrezca un negocio si su gestión diaria no nos gusta o no nos sentimos capaces, nunca lo haremos rentable.

Recomendamos realizar este autocuestionario:

¿Sé qué es la franquicia?. ¿Conozco cómo funciona?.

¿Estoy dispuesto a emplear las horas necesarias en el negocio sin un
horario fijo o empleando fines de semana si fuera el caso?.

¿Dispongo de las personas de confianza que puedan hacerlo
si yo no gestionaré el negocio?.

¿Tengo el respaldo de mi familia en esta nueva actividad?.

¿Tengo las condiciones personales necesarias para organizar
y dirigir a las personas que de mí dependan?

¿Tengo un carácter abierto y me gusta el trato con la gente?.
¿Soy metódico y ordenado?

¿Soy suficientemente flexible para adaptarme a una cierta disciplina
que me venga impuesta desde fuera?. ¿Acepto bien las normas?

¿Me siento cómodo o capaz de actuar cuando no tengo quien me dicte
exactamente lo que debe hacerse?

¿Me atrae la idea de constituirme en empresario y gestionar mi propio
negocio?

¿Estoy preparado para asumir todo el riesgo que la decisión comporta?

Perfil profesional. Algunas marcas exigen unas determinadas cualidades profesionales: licenciatura, perfil comercial, conocimiento del sector, etc.

Recursos disponibles: Determinar nuestra capacidad económica, entre recursos propios y financiados. Conocer si existen financiaciones o subvenciones en nuestra plaza. ¿Tengo los recursos suficientes para comenzar en el negocio sin
depender excesivamente de la financiación externa?

Zona de implantación. Conocer la plaza donde estamos interesados en implantar el negocio: demandas de conceptos de negocio, necesidades de la plaza, perfil de los habitantes, zonas limítrofes.

Disponibilidad de local. Si tenemos en propiedad un local o ya alquilado, debemos saber que limita la búsqueda de la marca en cuanto a dimensiones, ubicación, etc.

Tipo de gestión. Definir nuestro perfil: gestor o inversor. Debemos saber que hay franquicias que no admiten el perfil de inversor y solo quieren franquiciados gestores.


2- Fuentes de información
Las fuentes de información inicial especializada al alcance de un potencial franquiciado podrán ser las siguientes:

- Guías o Anuarios de Franquicia

- Portales especializados en Internet

- Ferias de Franquicia

- Cámaras de Comercio

- Empresas consultoras especializadas

3- Análisis de los sectores seleccionados
Nuevamente recomendamos realizar un autocuestionario

¿Es el sector seleccionado aparentemente un sector con una demanda
creciente en el mercado o por el contrario es un sector “de moda” con tendencia a una saturación en el mismo?

¿Sabemos que en la actividad no es preciso o aconsejable un nivel de
conocimientos mínimos iniciales para acceder a gestionar el negocio?

¿Es una actividad que me gusta?

¿Se trata de un producto (1) contrastado cuyo éxito está probado?

¿Es un producto competitivo en calidad y precio en relación con el
resto de la oferta existente?

¿Se basa el negocio en algún producto o equipo que incorpore avances
tecnológicos respecto a la competencia existente?

¿Se trata de un producto que está de moda y pueda pensarse que ésta
sea pasajera?

¿Es un producto estacional cuya demanda se circunscribe a un periodo
corto del año?

¿Dispongo de la capacidad económico – financiera precisa para llevar
a cabo la inversión media precisa en ese sector?

El modo de conocer más en detalle los distintos sectores de actividad es a través de estudios sectoriales. Ellos nos aportarán información sobre la evolución y estado del sector, de las inversiones y rentabilidades del mismo y de las enseñas que dominan el mercado

4. Selección de la franquicia
1. Verificación del modelo:

¿Ha sido el sistema probado suficientemente?.

¿Cuántas unidades piloto y durante cuánto tiempo?.

¿Cuales han sido los resultados de las unidades piloto y bajo qué condiciones?.

2. Aspectos económicos:

Obtención de una cuenta de inversión inicial adaptada a sus circunstancias.

Obtención de una cuenta de explotación estimada, adaptada a sus circunstancias personales.

3. Aspectos legales y administrativos:
¿Es el franquiciador propietario, o cesionario con derecho de cesión a terceros, de la marca o marcas que comercializa?.

¿Están éstas debidamente registradas?.

¿Ha cumplido el franquiciador con las formalidades registrales previas en cuanto al Registro Especial de Franquiciadores?.

¿Es miembro de la Asociación Española de Franquiciadores?.


Aspectos relacionados con el proceso de expansión y su situación actual:
Cuántos franquiciados conforman en la actualidad la red?. ¿Cuáles son sus nombres, direcciones y teléfonos?.

¿Cuál ha sido el ritmo de crecimiento experimentado por la cadena?. ¿Ha sido excesivamente rápido?.

¿Cuántos franquiciados han dejado de pertenecer a la red?. ¿Cuáles fueron las causas de su salida?.


Estructura empresarial del franquiciador:

¿Qué estructura humana da soporte a la red franquiciada?.

¿Cuál es la situación económico – financiera del franquiciador?

¿Aparece el franquiciador en Registros de Impagados (RAI)?

¿Existe algún esquema de financiación para los franquiciados, pactado por el franquiciador con alguna entidad financiera?.

¿Qué conocimientos acerca del sistema de franquicia tienen sus gestores?.


6. Aspectos operativos:
¿Qué experiencia tiene el franquiciador en el sector de actividad en el que opera?.

¿Es el franquiciador el único suministrador del producto que se comercializa?. ¿Si es así, tiene la necesaria capacidad de abastecimiento a su red?

¿Existen otros proveedores externos?. ¿Son proveedores exclusivos?.


Disponibilidad de la base documental adecuada:
Dispone el franquiciador de la estructura documental necesaria para transmitir su "saber - hacer" y mantener la homogeneidad del sistema (Manuales operativos)?.

¿ Es el contrato de franquicia justo para ambas partes?. ¿Se ha tenido en cuenta el Código Deontológico Europeo de la Franquicia en su elaboración?.

5. Concertar reuniones con las marcas y conocer la viabilidad de la plaza y de la candidatura.
Conoceremos personalmente y recibiremos una información directa de las marcas seleccionadas, verificando la información proporcionada en el dossier de imagen y captación así como solventaremos las dudas dicha información nos suscite. Conocer las oficinas centrales, donde se desarrolla el día a día del negocio y desde donde se nos prestará apoyo a nuestra gestión, así como a los responsables de la marca,

6. Estudio de las últimas alternativas seleccionadas y del contrato de franquicia A través de los datos obtenidos por parte del franquiciador, reuniones mantenidas y del estudio del estado de la red de franquicias a través de visitas y llamadas a establecimientos franquiciados. La comprensión del contrato de franquicia es fundamental ya que será el documento jurídico que regule la relación entre ambas partes y debe ser comprendido y aceptado antes de su firma.
Recomendamos su análisis por un profesional cualificado y con la suficiente experiencia.

Obligaciones de las partes


Los contratos de franquicia son generalmente libres y pueden incluir una gran variedad de cláusulas, en función de los países en los que se celebre ya que la regulación nacional puede variar. No obstante, y aun existiendo diferentes normativas en los diferentes países que será necesario consultar, éstas son algunas de las condiciones que suelen aparecer con más frecuencia en estos tipos de contratos.


Identificación de las partes:
franquiciador o franquiciante (titular de la franquicia) y franquiciado (entidad que desea explotar el negocio).
Identificación del objeto del contrato (productos o servicios franquiciados).
Transferencia del saber hacer o know-how.
Obligaciones sobre el establecimiento y el personal.
Obligaciones respecto de las marcas cedidas.
Obligaciones de compra únicamente al franquiciador, al menos, en los elementos esenciales del contrato.
Disposiciones sobre precios recomendados de reventa de los productos o servicios.
Disposiciones relativas a la exclusividad, territorio y relaciones con otros franquiciados de la red.
Obligaciones de las partes respecto a la publicidad de la marca y la franquicia.
Disposiciones sobre la duración del contrato, su terminación, el preaviso y las condiciones para después de su extinción (cláusulas de indemnización por daños o por clientela).
Cláusulas generales sobre notificaciones entre las partes, legislación aplicable y tribunales competentes para resolver conflictos.

Relación contractual comercial

Si bien la franquicia se trata de una relación contractual comercial entre el franquiciante y el franquiciador, ésta debe basarse en una confianza mutua, ya que alguien pone todo su esfuerzo físico e intelectual y parte de sus ahorros para manejar el negocio como propio, y el dueño de la marca pone a su disposición un apoyo inapreciable de experiencia de marketing, entrenamiento y gestión, como así también tiene resuelto la mejor manera de equipar un local y en muchos casos acceso a financiación propia o a través de terceros.


El Reglamento CE 2790/1999 permite la asignación de zonas de exclusividad en las cuales el franquiciador queda obligado a abrir o permitir la apertura de nuevas unidades del sistema, y el franquiciado puede quedar obligado a no realizar ventas activas en territorios que hubieran sido asignados a otros franquiciados o reservados para ser explotados por el propio franquiciador. Estaría por tanto restringida la captación de clientes (ventas activas) en dichos territorios si en su contrato así se hubiera acordado y cuando las zonas donde usted los buscase estuvieran ya asignadas.

A modo de refuerzo de este post y sin que yo asegure nada de nada, creo que esta página cuyo link verás a continuación, puede resultar interesante ya que te orienta sobre los sectores más rentables que en teoría, hay en la actualidad.
http://www.topfranquicias.es/ranking/mas_rentables.aspx

domingo, 17 de julio de 2011

¿QUE ES PAYPAL? DESCUBRE LA QUE PUEDE QUE SEA, MEJOR ALTERNATIVA PARA COMPRAR Y VENDER ON-LINE





En la página de inicio de PAYPAL, encontramos el siguiente esquema Y es totalmente cierto, casi todo son ventajas con este método.Aparte, PAYPAL garantiza la privacidad de comprador y vendedor: "ni yo se lo tuyo, ni tu lo mío".


Compradores

Pague sus compras de forma segura
  • Seguridad: Compre con total seguridad sin facilitar los datos de su tarjeta.
  • Variedad: Realice sus compras en eBay y en más de 100.000 sitios Web en todo el mundo.
  • Sencillez: Efectúe los pagos de sus compras en segundos.




Vendedores

Haga más rentable su negocio
  • Todo en uno: Con una única cuenta, acepte los principales medios de pago.
  • Nuevos mercados: Aumente sus ventas atrayendo a más de 230 millones de potenciales clientes en todo el mundo.
  • Protección: Avanzadas tecnologías antifraude para proteger su negocio.


















PayPal permite a las empresas o consumidores que dispongan de correo electrónico enviar y recibir pagos en Internet de forma segura, cómoda y rentable.
 La red de PayPal se basa en la infraestructura financiera existente de cuentas bancarias y tarjetas de crédito para crear una solución global de pago en tiempo real.
PayPal ofrece un servicio especialmente pensado para pequeñas empresas, vendedores por Internet, particulares y otros a los que no satisfacen los mecanismos de pago tradicionales.

Tan solo un pero, a la hora de subir dinero a la cuenta, tarda más de lo deseable. Imagino que estarán desde hace tiempo por la labor de solucionar este inconveniente.
Por contra, a la hora de reintegrar dinero a tu cuenta bancaria, no tarda más de 48 horas.


Si deseas saber más sobre Paypal, aquí tienes el link de su página principal. VER MÁS???